Nota para el viajero


en este blog intento reunir dos de mis más salvajes obsesiones: el arte y la literatura; está dedicado a todos los creadores que de alguna manera siempre me acompañan y han pasado a formar parte de mi manera de entender el mundo...

no soy un "conocedor" académico... así que no me exijan ni tesis doctorales ni razonamientos consecuentes...


jueves, 26 de julio de 2012

Harry Clarke, ilustraciones art-noveau

HARRY CLARKE
1889-1931



Harry Patrick Clarke nace en Dublín (Irlanda), en 1889. 

Fue hijo de un artesano de Leeds, que se ganaba la vida en labores de restaruación de iglesias y manufactura de vidrieras. En su taller pasaría Harry muchas horas, aprendiendo, desde niño el oficio del tratamiento del vidrio.

Desde muy joven, Harry se interesó por la lectura, conoció el arte visual, especialmente el del llamado modernismo, y en 1905 empezaría a aprender el arte del vitral en el taller paterno, en el que pasaría muchas horas.

Recibió su educación secundaria en el Belvedere College de Dublín, una institución de los jesuitas cercana a la casa familiar. 

Ya entonces mostraba un considerable talento y un interés por las artes plásticas.

En la Exposición Internacional de Irlanda de 1907, contempló por primera vez la obra de uno de los artistas que más influirían en su trabajo posterior: Aubrey Beardsley. De igual modo, le gustaban los estilos de Rossetti, E.J. Sullivan, etc.

Ese mismo año comenzó a asistir a las clases diarias en la Escuela de Arte de Dublín (Dublin Art School), llamada hoy Escuela Nacional de Arte y Diseño, y allí continuó el aprendizaje que había iniciado en el taller de su padre, en el que seguía trabajando.

En 1910, se traslada a Londres, y allí busca empleo en como ilustrador de libros. 

En 1916 consigue ver publicadas sus ilutraciones en una edición de los cuentos de hadas de Andersen, con 16 láminas en color y 24 en blanco y negro.

También fueron un éxito sus ilustraciones de la obra de Edgar Allan Poe, en 1919. Y el trabajo de Clarke empieza a ser comparado con los trabajos de Aubrey Beardsley, Kay Nielsen y Edmund Dulac.

En 1921 muere el padre. Es entonces cuando Harry, junto con su hermano Walter, se hace cargo del taller, y comienza a recibir encargos para la fabricación de vidrieras. Hicieron más de 130 vitrales que sobresalieron por la finura del dibujo y la gran calidad cromática.

Finalmente, en 1931, muere enfermo de tuberculosis, mientras intentaba recobrarse en Suiza.


































































































No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...