Nota para el viajero


en este blog intento reunir dos de mis más salvajes obsesiones: el arte y la literatura; está dedicado a todos los creadores que de alguna manera siempre me acompañan y han pasado a formar parte de mi manera de entender el mundo...

no soy un "conocedor" académico... así que no me exijan ni tesis doctorales ni razonamientos consecuentes...


martes, 9 de noviembre de 2010

La escritura automática: algunos ejemplos

A VUELTAS CON LA ESCRITURA AUTOMÁTICA
 

Básicamente, la escritura automática es el proceso de escritura que no proviene de los pensamientos conscientes de quien escribe.



Su propósito es vencer la censura que ejercemos sobre el inconsciente, merced a unos actos creativos no programados y sin sentido inmediato para la consciencia, que escapan a la voluntad del autor. Entonces compone directamente el inconsciente, liberado de la censura.



Desde el punto de vista literario, se trata de un método defendido y usado principalmente por André Breton y los surrealistas, en la primera mitad del siglo XX, considerando que de esa forma el yo del poeta se manifiesta libre de cualquier represión y dejando crecer el poder creador del hombre fuera de cualquier influjo castrante.



"Automatismo psíquico puro, por cuyo medio se intenta expresar, verbalmente, por escrito o de cualquier otro modo, el funcionamiento real del pensamiento. Es un dictado del pensamiento, sin la intervención reguladora de la razón, ajeno a toda preocupación estética o moral"
(Breton, Manifiestos del surrealismo)


"Enciclopedia, filosofía: el surrealismo se basa en la creencia en la realidad superior de ciertas formas de asociación desdeñadas hasta la aparición del mismo, y en el libre ejercicio del pensamiento. Tiende a destruir definitivamente todos los restantes mecanismos psíquicos, y a sustituirlos en la resolución de los principales problemas de la vida"
(Breton, Manifiestos del surrealismo)


"Ordenen que les traigan con qué escribir, después de situarse en un lugar que sea lo más propicio posible a la concentración de su espíritu, al repliegue de su espíritu sobre sí mismo. Entren en el estado más pasivo, o receptivo, de que sean capaces. Prescindan de su genio, de su talento, y del genio y el talento de los demás. Digan hasta empaparse que la literatura es uno de los más tristes caminos que llevan a todas partes. Escriban de prisa, sin tema preconcebido, escriban lo suficientemente de prisa para no poder refrenarse, y para no tener la tentación de leer lo escrito. La primera frase se les ocurrirá por sí misma, ya que en cada segundo que pasa hay una frase, extraña a nuestro pensamiento conciente, que desea exteriorizarse"
(Breton, Manifiestos del surrealismo)


Uno de los mejores exponentes de este tipo de escritura fue Robert Desnos.
 
Con sus amigos surrealistas, Desnos se dedicó de lleno a la escritura automática y a los relatos oníricos. Se caracterizó por ser uno de los “durmientes” más inspirados y dio muestra de ello en las experiencias de sueño hipnóticas de Crevel. Su poema A la misteriosa, es una de las más bellas ilustraciones de la imagen poética tal y como la define y defiende el surrealismo.






OTRAS USOS DEL TÉRMINO

El término de escritura automática también se ha aplicado al mundo de la parapsicología, y consiste en que un médium «escribe» lo que le dicta un espíritu ajeno, de manera que el lápiz o la pluma se mueven, prácticamente solos sobre la hoja de papel.



Este es el procedimiento que empleó la señora Pearl Curran, ama de casa británica de principios de siglo, y, según dicen, mujer casi sin estudios, para transcribir una enorme cantidad de obras literarias que, entre 1913 y 1938, le transmitió una misteriosa «Patience Worth».










ALGUNOS EJEMPLOS LITERARIOS
(SURREALISMO y DADAISMO)






MI MUJER CON CABELLERA DE INDENDIO DE BOSQUE
ANDRÉ BRETÓN


Mi mujer con cabellera de incendio de bosque
con pensamiento de centellas de calor
con talle de reloj de arena
mi mujer con talle de nutria entre los dientes del tigre
mi mujer con boca de escarapela y de ramillete de estrellas de última magnitud
con dientes de huellas de ratón blanco sobre la tierra blanca
con lengua de ámbar y de vidrios frotados
mi mujer con lengua de hostia apuñalada
con lengua de muñeca que abre y cierra los ojos
con lengua de piedra increíble
mi mujer con pestañas de palotes de escritura de niño
con cejas de borde de nido de golondrina
mi mujer con sienes de pizarra de techo de invernadero
y de vaho en los cristales
mi mujer con hombros de champañay de fuente con cabeza de delfines bajo el hielo
mi mujer con muñecas de fósforos
mi mujer con dedos de azar y de as de corazóncon dedos de heno segado
mi mujer con axilas de marta y de bellotas de noche de San Juande alheña y de niño de escalarias con brazos de espuma de mar y de esclusa y de mezcla de trigo y de molino
mi mujer con piernas de cohetecon movimientos de relojería y desesperación
mi mujer con pantorrillas de médula de saúco
mi mujer con pies de inicialescon pies de manojos de llaves con pies de pajarillos que beben.



 
A LA MISTERIOSA
ROBERT DESNOS


Tanto he soñado contigo que pierdes tu realidad.
¿Habrá tiempo para alcanzar ese cuerpo vivo
y besar sobre esa boca
el nacimiento de la voz que quiero?
Tanto he soñado contigo,
que mis brazos habituados a cruzarse
sobre mi pecho, abrazan tu sombra,
y tal vez ya no sepan adaptarse
al contorno de tu cuerpo.
Tanto he soñado contigo,
que seguramente ya no podré despertar.
Duermo de pie,
con mi pobre cuerpo ofrecido
a todas las apariencias
de la vida y del amor, y tú, eres la única
que cuenta ahora para mí.
Más difícil me resultará tocar tu frente
y tus labios, que los primeros labios
y la primera frente que encuentre.
Y frente a la existencia real
de aquello que me obsesiona
desde hace días y años
seguramente me transformaré en sombra.
Tanto he soñado contigo,
tanto he hablado y caminado, que me tendí al lado
de tu sombra y de tu fantasma,
y por lo tanto,
ya no me queda sino ser fantasma
entre los fantasmas y cien veces más sombra
que la sombra que siempre pasea alegremente
por el cuadrante solar de tu vida.


 
EL ESPEJO ROTO
JACQUES PRÉVERT


El hombrecito que cantaba sin cesar
el hombrecito que bailaba en mi cabeza
el hombrecito de la juventud
rompió el cordón de su zapato
y todas las barracas de la fiesta
se derrumbaron de pronto
y en el silencio de esta fiesta
en el silencio de esta cabeza
yo percibí tu voz feliz
tu voz desgarrada y frágil
infantil y desolada
que desde lejos me llamaba
y la mano llevé a mi corazón
en el que se agitaban
ensangrentados
los siete pedazos de cristal de tu risa estrellada.


 
SOBRE HANS ARP
MAX ERNST



Desde la plaza de la ópera lo vemos destacarse día y noche sobre el fondo del cielo. Le debemos a él las sesenta formaciones de cráneos desde la mancha de niebla hasta la mancha de color. Es él quien ocupa 3.000 zimosímetros por día en la reparación del hastío. Es una invención de alta precisión y aún de mayor importancia que la llave del amor descubierta por augusto rodin... Lamentamos mucho que le falte todavía la constipación del material cultivado tan cuidadosamente por pablo pi pablo. Por otra parte se le ha reprochado algunas veces el haber olvidado la riqueza de las plantaciones anatómicas y el colorido tubífero que tanto admiramos en Max Ernst así como la prima-hermana ilusoria manejada tan graciosamente por los padres de la iglesia así como la deliciosa maquinita de pulverizar antepasados... Su hada buena sixtina repetirá seis veces por semana que este notable espíritu no sabe comer carne y se enferma de lepra en el acto pero yo lo he visto vender su sífilis con buen apetito he visto que lleva (con una pequeña carretilla construida a tal efecto) dos kilos diarios de tetas y de salchichas a la casa paterna... Desde el nacimiento toma partido por las tres virtudes teológicas y por el teorema de Arquímedes que dice que se debe medir el cuerpo con lo corporal... Para no violar el gusto de su hermano reparte en dos sus morros y tatúa todos los asterismos sobre la lengua así como los diagramas de todas las inflorescencias y también los pulpos. Esto no le impide escuchar siempre favorablemente las pequeñas margaritas que entran al compás de las ubres. Guarda en su seno relámpagos perspectivos en las grietas de sus omóplatos anida la golondrina de los muros en la caracola de su oreja atrapa aerolitos al voleo su corazón y sus riñones son perfectamente desarmables.


 
SOBRE EL DADAISMO
HANS ARP



Declaro que Tristan Tzara encontró la palabra DADA el 8 de febrero de 1916 a las seis de la tarde. Yo estaba presente junto con mis doce hijos cuando Tzara pronunció por primera vez esa palabra que suscitó en nosotros un legítimo entusiasmo. Fue en el café Terrasse de Zürich y yo llevaba un bizcocho en el orificio izquierdo de la nariz. Estoy convencido de que esa palabra no tiene ninguna importancia, y que sólo los imbéciles y los profesores españoles pueden interesarse en las fechas. A nosotros nos interesa el espíritu dada, y ya éramos todos dada antes de que dada existiera. Las primeras Santas Vírgenes que pinté datan de 1886 cuando yo tenía apenas algunos meses y me divertía en orinar láminas impresas. Me cago en la moral de los idiotas y en la fe que depositan en los genios.


 
SEMILLAS Y RESULTADOS
TRISTAN TZARA


Permanecí ajeno a todo fui expulsado de todo
solo a solo a solo
espejo replegado sobre sí mismo
brindis de fisura flor de obsidiana
por donde las ardillas arden se marchita el valle
en la serena agilidad de sus multiplicidades
rojizas y la dura arista donde la aurora gira
se ha precipitado como una cota de mallas
sobre el cuello del desierto
rumor de presa adornada con espesas alas
por siempre te veré erigido sobre la testa sin corona
semejante a un barco amenazante a una pizca de veneno
a la fuerza de los hogares encendidos en un cielo desplumado
zumbante hechizante en la tierra adormecida
al abrigo de las llaves
por doquier te veré sedienta agitación y sin embargo sola
resistiendo a los muros y puñados de sal bajo la luz
extendidos por la vanidad saludable de tu cuerpo
ajeno a todo fuera de todo
cuando la sombra se desploma desde la cima de las finas pestañas
donde la hierba enseña al viento entre cosechas de órbitas
acostadas como lamentos fríos al pie de pesados rebaños
el pico en la órbita árida de arena y de invernadas
que risas y costurones extienden de cresta en cresta
el enjambre de olas frescas
cuando solo subsiste en ti burlón de larga data
una mala broma conocida bajo otras rosas de los vientos
los relojes en reposo pájaros clementes venidos de los pliegues celestiales
reposo de la retina viajera
más allá de los ardores de veranos deslumbrantes
en las piedras dislocadas donde se espera la aterciopelada cabaña
quiebra el aspecto de los juncos en su descalabro
un monstruo se insinúa zambullendo en graneros de avena
embalsama más allá de las cifras la aventura del hombre de invierno
ajeno a todo expulsado de todo
la soledad vieja incuba tamboriles
en la cabeza de los locos paciencia de pedregullo
en la manzana desconfiada el huevo del recuerdo
en la mirada del ahorcado un lazo de seguridad
los perdidos al borde del encantamiento
precipitados en el brazalete de poco dolor retardado
el mismo abismo de los gesticuladores
planicies de cambiantes mañanas
deslumbrando túmulos de trombas y patinaderos
permanecí ajeno a todo fui expulsado de todo



EL DESCONOCIDO
JACQUES BARON


Él decía Mis labios son racimos monstruosos
panteras que cantan
más dulces que los pájaros tan dulces de la colina
y los toros sangrantes de las grandes nubes oscuras
El decía
Yo llevo en mi pecho
olas inmensas y ásperas
en medio de las flores tan bellas de los días solemnes
Llamaba María
a una pequeña que llevaba legumbres
Él decía, él decía además
Yo soy una amapola
que despierta por la mañana el azul pálido de las bestias.


 
SOL SERPIENTE
AIMÉ CÉSAIRE


Sol Serpiente ojo fascinador ojo mío
el mar piojera de islas crujiendo en los dedos de las rosas
lanza-llamas y mi cuerpo intacto fulminado
el agua eleva las osamentas de luz perdidas en el corredor sin
pompa
torbellinos de hielo aureolan el corazón humeante de los cuervos
nuestros corazones
es la voz de los rayos domesticados que giran sobre sus goznes
de lagartija
traslado de anolis al paisaje de vidrios rotos
son las flores vampiros que suben a relevar las orquídeas
elixir del fuego central
fuego justo fuego mango nocturno cubierto de abejas
mi deseo un azar de tigres sorprendidos en los azufres
pero el despertar estañoso se dora con los yacimientos infantiles
y mi cuerpo de guijarro que come pescado que come
palomas y sueños
el azúcar de la palabra Brasil en el fondo de la ciénaga.


 
PLAZA BLANCA
JEAN ARP


esta mañana coloca en mi camino
sólo los bibelots de la muerte
las campanas tocan años en cada minuto
pasan años que tienen abanicos de hormigas en las cabezas
pasan años que tienen hocicos vegetales
y aletas de genio
pasan años que ahuyentan a pequeños años

la luz del arte habla del suicidio delicioso
cierro los ojos y me encuentro en la plaza blanca
el agua de la plaza está agitada
olas enormes se precipitan sobre las casas
y arrancan los labios
que los pájaros han colocado en las ventanas
abro los ojos
las blancas crines echan a volar
soñadores tomados de la mano como los ciegos
atraviesan la plaza
el viento acaricia las plantas domesticadas
cierro los ojos
es de noche
de pronto me despierto en la noche
los pájaros cantan
es de día
montañas líquidas flotan en el aire
abro los ojos y me duermo de pie en medio de la plaza blanca
la umbela de las estrellas se cubre de labios


 
NO HA LUGAR
ANDRÉ BRETON


Arte de los días arte de las noches
La balanza para heridas que se llama Perdón
Balanza roja y sensible al peso de un vuelo de pájaro
Cuando las amazonas de cuello de nieve con las manos vacías
Empujan sus carros de vapor sobre los prados
Veo esa balanza perpetuamente enloquecida
Veo el ibis cortés
Que vuelve del estanque atado a mi corazón
Las ruedas del sueño hechizan a las espléndidas huellas
Que se elevan muy alto sobre las caracolas de sus vestiduras
Mientras el asombro brinca de acá para allá sobre el mar
Sal mi querido amanecer no olvides nada de mi vida
Toma esas rosas que brotan de los pozos de los espejos
Toma el palpitar de todas las pestañas
Toma hasta los hilos que sostienen los pasos
De los volatineros y de las gotas de agua
Arte de los días arte de las noches
Yo estoy en la ventana muy distante de una ciudad llena de
espanto
Afuera hombres con sombrero de copa se siguen a intervalos
regulares
Parecidos a las lluvias que yo amaba
Cuando hacía buen tiempo
“A la ira de Dios” es el nombre de un cabaret
En el que entré ayer
Está escrito sobre el frente blanco con letrasmás pálidas
Pero las mujeres-marinos que se deslizan detrás de los cristales
Son demasiado felices para tener miedo
Aquí nada de cuerpos del delito siempre el asesinato sin pruebas
Nada de cielo siempre el silencio
Nada de libertad sino para la libertad.






PARA TERMINAR


A partir de este punto abandonamos las esperanzas humanas, y nos preocupamos por el lenguaje propiamente dicho.


Simplificando mucho llamaríamos lenguaje a cualquier tipo de código semiótico estructurado, para el que existe un contexto de uso y ciertos principios combinatorios formales.


Y considerado así, a este nivel tan básico, sería perfectamente posible catalogarlo e informatizarlo en unidades sintagmáticas y reglas formarles.



¿qué ocurriría si dejáramos "crear" a las máquinas?
les dejo dos páginas curiosísimas (EN INGLÉS) donde verán los ESPERPÉNTICOS resultados

aquí poemas automáticos (configurables por el usuario)

aquí "ensayos" victimas del azar (terrorífico)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...